Escudo_A_Color.png - 93.39 kb

Ser villarroyano de censo, en este 2019, tiene su recompensa. 

El Ayuntamiento de Villarroya siempre ha querido premiar la fidelidad de los censados en el pueblo de alguna manera. Y es que, por todos es sabido, que un porcentaje de las subvenciones que recibe el municipio son en base al número de personas inscritas en el padrón municipal. En concreto, en el presente 2019, el 10 % del PLUS (Plan Unificado de Subvenciones) que otorga la DPZ a cada municipio, cerca de 7.000 euros, son gracias a la población que todavía conserva el municipio. 

Por este motivo, y puesto que el Consistorio no puede abaratar las tasas municipales a los censados u ofrecer gratuitamente determinados servicios, como sí sucede en algunas capitales de provincia, la Corporación Municipal de Villarroya del Campo, reunida el pasado 28 de octubre, tomó la decisión de entregar un "aguinaldo" a cada unidad familiar que tenga, al menos, a uno de sus miembros censados en el municipio. NO ES UN AGUINALDO POR CENSADO sino por familia con algún miembro en el padrón villarroyano.

El aguinaldo consiste en una garrafa de 5 litros de aceite de oliva virgen extra de la DOP del Bajo Aragón, para todos los mayores de edad, y una bolsa de chucherías para los más pequeños. 

El reparto se realizará en el Puente de la Inmaculada, en el Club Social y según la lista que facilitará el Ayuntamiento. Aquellos que no puedan pasar a recogerla en ese momento podrán hacerlo antes de final de año. En caso contrario, el aceite se entregará a fines sociales.