El pasado 5 de julio, Villarroya del Campo se engalanó para festejar los 60 años desde que el municipio recuperó su autonomía municipal.

60ANIVERSARIO.jpg - 144.89 kb

La historia se remonta al año 1845 cuando el Gobierno de Isabel II decretó, como medida de ahorro procedente de la Francia Ilustrada, que todos aquellos municipios de menos de 150 habitantes debían de reagruparse formando nuevos municipios. Un hecho que le ocurrió a Villarroya al cual se le arrebató su autonomía municipal, quedando como barrio pedáneo de Villadoz. Aunque en el año 1925, los vecinos de Villarroya intentaron recuperar su ayuntamiento no fue hasta 1945 cuando, de la mano de D. Juan Antonio Martínez Barrado, un dirigente de la época, iniciaron su proceso de independencia municipal que culminó el 4 de julio de 1952, cuando el Jefe del Estado decretó la “segregación de Villarroya del Campo”.

Sin embargo, esa autonomía municipal no sería efectiva hasta el año 1954 que fue cuando llegaron las primeras inversiones al municipio. Fue entonces cuando se inauguraron la fuente, el lavadero y se iniciaron los proyectos de las Escuelas y de las casas de los maestros. Pues bien, en este 2014, se cumplen 60 años de todo aquello y el Ayuntamiento organizó el pasado 5 de julio una serie de actos para conmemorarlo a lo grande.

Ese día, el Ayuntamiento inauguró el Paseo del 4 de julio, día de la “desagregación”, que es el que da acceso al municipio. Además, el salón de plenos acoge, desde ese día y de forma permanente una exposición de la historia de Villarroya, con especial atención a la “desagregación” del municipio.

Tras sendas inauguraciones, la comitiva se desplazó hasta el Frontón municipal donde transcurrió el acto principal. Allí, la corporación municipal quiso reconocer el trabajo de todos los ex alcaldes del municipio y de todas las personas mayores de 80 años, que colaboraron de forma activa para que Villarroya recuperara su municipio.

Además, el Ayuntamiento de Villarroya agradeció a todas las instituciones que durante todos estos años han ayudado a sacar adelante todos los proyectos y hacer más sencilla la vida a los villarroyanos. A todos ellos, ex alcaldes, mayores e instituciones, se les hizo entrega de una placa conmemorativa de cerámica de Muel. Por Villarroya pasó una nutrida representación política: D. Ángel Val, Subdelegado del Gobierno en Zaragoza, en representación del Gobierno de España, D. Roberto Bermúdez de Castro, consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno de Aragón, D. José Manuel Cruz, Diputado de las Cortes Aragonesas, D. José Manuel Larqué, D. Juan Arboniés y D. Bernardo Lario, diputados de la DPZ, D. José Félix Tallada y D. Santiago Mingote, presidente y Consejero de la Comarca Campo de Daroca y los alcaldes de Nombrevilla y Villadoz, D. José Lafuente y D.ª Ascensión Giménez, respectivamente.Además, se hizo un ágape para todos los asistentes, los mayores contaron anécdotas de cómo era la vida en Villarroya hace 60 años y todos disfrutaron del espectáculo Pigmalión del humorista Javier Segarra.

Todos estos actos contaron con la organización del Ayuntamiento de Villarroya del Campo y con el patrocinio de la Excma. Diputación Provincial de Zaragoza, de la Comarca del Campo de Daroca, de Cervezas Ambar y de Comercial Abian.